Es posible, es real.

“Hace unos días ratifique ante el juez el convenio regulador basado en el acuerdo de separación que construimos P y yo con la inestimable ayuda de Margarita. No fue fácil, en nuestro caso particular abandonamos y reiniciamos varias veces la mediación, reflejo de nuestros miedos, nuestra resistencia al avance y a la separación, aunque los dos la deseásemos.

Fue emocionante haber podido firmar ese acuerdo, juntos, después de todo lo vivido: el dolor, el aparente desencuentro irreconciliable, la desesperanza de una resolución amistosa, la distancia afectiva,  el conflicto casi constante… Y aun así, me emociona recordar la inquebrantable confianza de Margarita en nosotros:   ” podéis”, “vais a conseguirlo”… Pues  si, lo conseguimos Marga…

Una de las vivencias mas impresionantes, por beneficiosa, constructiva, novedosa y enriquecedora que tuve durante las primeras sesiones de mediación con Margarita fue la vivencia de que dos universos distintos pueden Ser; que P, sus deseos, necesidades, opiniones, sentimientos… pueden  Ser sin que los míos pierdan legitimidad, espacio, aceptación y escucha por muy opuestos que sean y viceversa… Increíblemente había espacio para los dos… de verdad… No era necesario desoír, cuestionar, o destruir lo que el otro dijese para sostener lo propio… porque ambos planteamientos podían  Ser…

Descubrí que la lucha, el bloqueo, la contradicción, el desencuentro..  no eran resultado de nuestras diferencias como individuos  entre otras cosas, sino el resultado , en parte, de nuestra forma de comunicarnos; nos faltaban recursos, necesitábamos aprender a hablar y a escucharnos de una forma diferente a como nos habían enseñado y veníamos repitiendo automáticamente,  una forma de comunicación que paradójicamente obstaculizaba la comunicación, el entendimiento y el deseado encuentro…

No se si me explico, es fácil explicar una idea pero esto fue una vivencia, me cuesta mas…  de repente, el ” o tu o yo” aprendido y practicado durante años, dejo espacio al novedoso ” tu y yo”…,

A uno le pueden decir que los arco iris existen, describir como son, que es necesario para que aparezcan, a que fenómeno físico responden…, pero si uno, consigue alguna vez,  ser testigo: de la tormenta, la convivencia del sol y la nube cargada de azul oscuro, y la inesperada aparición de este exultante y  bello fenómeno de la Naturaleza surcando el cielo de un extremo a otro en forma de arco multicolor… entonces… ocurre…  uno se vuelve consciente y aprende de forma profunda e intensa un conocimiento que a trabes de la vivencia supera con creces lo extensamente aprendido a trabes de las palabras..

Si… eso es.

Gracias Marga por poner a disposición de mi conciencia, la vivencia de este maravilloso fenómeno  del entendimiento,  la comunicación efectiva y el encuentro… de dos polos distintos, aparentemente opuestos, conectados por el ” arco” de la mediación.

Me queda tanto por aprender… Gracias por esta ventana abierta Margarita.

Esta ha sido mi vivencia y estoy agradecida de poderla compartir.

Animo, confianza, “paz-ciencia” a todos los que os embarcáis en este camino, “es posible, es real”.

C. “

WordPress SEO fine-tune by Meta SEO Pack from Poradnik Webmastera